Recibe acceso GRATIS a nuestro reporte:

"3 Maneras Inusuales de Encontrar Tu Propósito"

¡Suscríbete Aquí!
art_0000_ansiedad

Que específicamente hacer cuando la ansiedad toca la puerta

Intenta esto cuando te sientas ansioso o estresado:

Tomar un descanso. Practica yoga, escucha música, medita, recibe un masaje o aprende técnicas de relajación. Alejarse del problema ayuda a despejar la cabeza.

Comidas bien balanceadas. No te saltes ninguna comida. Mantén a mano bocadillos saludables y energéticos.

El alcohol y la cafeína, que pueden agravar la ansiedad y desencadenar ataques de pánico.

Dormir lo suficiente. Cuando estás estresado, tu cuerpo necesita dormir y descansar adicionalmente ejercicio diariamente para ayudar a sentirse bien y mantener su salud.

Tome respiraciones profundas. Inhala y exhala lentamente.

Cuenta hasta 10 lentamente. Repite, y cuente hasta 20 si es necesario.

Haz tu mejor esfuerzo En lugar de aspirar a la perfección, que no es posible, siéntete orgulloso de lo cerca que te acerques

Acepta que no puedes controlar todo. Pon tu estrés en perspectiva: ¿es realmente tan malo como piensa?

Humor de bienvenida. Una buena risa hace mucho.

Mantener una actitud positiva. Haga un esfuerzo para reemplazar los pensamientos negativos con los positivos.

Involucrarse. Sea voluntario o encuentre otra forma de estar activo en su comunidad, lo que crea una red de apoyo y le brinda un descanso del estrés diario.

Aprende lo que desencadena tu ansiedad. ¿Es trabajo, familia, escuela o algo más que puedas identificar? Escriba en un diario cuando se sienta estresado o ansioso y busque un patrón.

Habla con alguien. Dígales a sus amigos y familiares que se siente abrumado y hágales saber cómo pueden ayudarlo. Hable con un médico o terapeuta para obtener ayuda profesional.

Consejos para mantenerse en forma: mantenerse saludable, controlar el estrés.

Para obtener los mayores beneficios del ejercicio, trate de incluir al menos 2½ horas de actividad física de intensidad moderada (por ejemplo, caminar a paso ligero) cada semana, 1¼ horas de actividad de intensidad vigorosa (como trotar o nadar), o una combinación de dos.

5 X 30: trotar, caminar, andar en bicicleta o bailar de tres a cinco veces por semana durante 30 minutos.

Establece pequeñas metas diarias y apunte a la consistencia diaria en lugar de entrenamientos perfectos. Es mejor caminar todos los días durante 15 a 20 minutos que esperar hasta el fin de semana para una maratón de ejercicios de tres horas.

Muchos datos científicos sugieren que la frecuencia es lo más importante.
Encuentra formas de ejercicio que sean divertidas o placenteras. A las personas extrovertidas a menudo les gustan las clases y las actividades grupales.

Las personas que son más introvertidas a menudo prefieren las actividades en solitario.
Distraerse con un iPod u otro reproductor multimedia portátil para descargar audiolibros, podcasts o música. Muchas personas encuentran que es más divertido hacer ejercicio mientras escuchan algo que disfrutan.

Recluta un «compañero de ejercicio». A menudo es más fácil seguir su rutina de ejercicios cuando tiene que comprometerse con un amigo, compañero o colega.
Sé paciente cuando comiences un nuevo programa de ejercicios. La mayoría de las personas sedentarias necesitan entre cuatro y ocho semanas para sentirse coordinadas y lo suficientemente en forma para que el ejercicio sea más fácil.

Recibe acceso GRATIS a nuestro reporte:

"3 Maneras Inusuales de Encontrar Tu Propósito"

¡Suscríbete Aquí!
Comparte en tus redes
Puede que también te interese:
>
Ir arriba